El descapotable 'enganchado' al iPad

El descapotable 'enganchado' al iPad

Lun, 03/09/2012 - 13:13 -- Redaccion

Con 22,30 metros de eslora por 6,20 de manga, el Mulder 72 es el yate descapotable (flybridge) más grande construido por el astillero holandés del mismo nombre. Su dueño, del que sólo ha trascendido que es de nacionalidad australiana, ya disfruta de su navegación y de su lujoso interior al mismo tiempo que no se despega de su iPad.

Y es que el armador se ha apuntado a la moda de gobernar el barco con la famosa tableta. Por ahora la aplicación desarrollada permite controlar las luces, las persianas o el sistema audiovisual aunque con el paso del tiempo las funciones de ésta podrían multiplicarse.

Pero el Mulder 72 es mucho más. Para empezar, su elegante casco bicolor es toda una declaración de elegancia. Cualidad reforzada por las suaves líneas exteriores, trazadas por Guido de Groot.

No es sólo apariencia lo que llama la atención de esta embarcación. Al tener un casco construido en aluminio, la embarcación es ligera y, al tener incorporado dos motores Caterpillar C18 de 1.018 cv, rápida. Hasta 26 nudos de velocidad.

Para no dejar de ser un yate robusto, los diseñadores emplearon materiales ligeros en la superestructura e interiores y un pantoque (zona curva de unión entre el costado y el fondo del casco) de fibra de vidrio. Esta solución, unida a unos estabilizadores, garantiza un rendimiento estable y agradable. Una sensación que puede prolongarse durante las 3.500 millas de autonomía que posee.

En la zona exterior de gobierno tiene un techo corredizo que se abre hidráulicamente, así como una gran claraboya con persianas automáticas en la parte delantera de la superestructura. En la popa se halla una puerta hidráulica que da acceso al garaje, donde además de varios juguetes acuáticos, hay una lancha de 3,5 metros de eslora para acceder a tierra, si el Mulder 72 está fondeando, o para acceder a calas y otros lugares de difífil acceso.

Ya en el interior, destaca el camarote del armador ubicada en popa al ocupar toda la manga del yate. Para los pasajeros, se han dispuesto una estancia de invitados y una suite VIP (cada una con baño completo), mientras que la tripulación tiene otra habitación con zona de trabajo.

El salón es la otra referencia interior. Una zona dominada por un amplio sofá en forma de ele y por tres sillones. Los grandes ventanales de la estancia no hacen más que aumentar la sensación de espacio y luminosidad.

Votación: 
Su voto: Ninguno
0
Sin votos (todavía)
Etiquetas secciones: 

Añadir nuevo comentario